Los ciberdelincuentes que realizan ataques de malware tienen un blanco fácil: las pymes y los autónomos que no se preocupan por su seguridad. Muchos de ellos no cuentan con un antivirus profesional que proteja sus negocios de las grandes amenazas de Internet, ¡y los hackers lo saben!

En Panda queremos ayudar a todas esas microempresas y autónomos que sufren a diario ataques informáticos (en España el 91% los sufren). Por ello, hemos presentado una ‘Guía de seguridad para microempresas y autónomos’, que incluye los consejos de protección que necesitan estos negocios, y ofrecemos un antivirus a la medida de sus necesidades: Small Business Protection.

Nuestro antivirus para pymes y autónomos te protege de todo tipo de malware. ¿Sabes cuáles son los tipos de malware más peligrosos? Descúbrelo en esta infografía

Los Malware más peligrosos

¿Por qué son peligrosos estos tipos de malware?

  • Scam: Te engaña con promociones de viajes o lotería y te piden dinero para acceder al “premio”.
  • Gusano: Infecta los ordenadores ralentizando la red e incluso bloqueando el acceso a las comunicaciones.
  • Keylogger: Recoge, guarda y envía todas las pulsaciones realizadas por el usuario.
  • Phishing: Crea una url falsa para obtener tus datos y suplantar tu identidad para, entre otros, robar en tus cuentas bancarias.
  • Backdoor: Abre una puerta trasera y toma el control del sistema afectado.
  • ATP*: Se filtra en tu seguridad para controlarla y monitorizarla, y poder extraer datos de forma continua con fines de negocio o políticos.
  • Troyano: Instala varias aplicaciones para que los hackers controlen tu equipo, tus archivos y roben tu información confidencial.
  • Exploit: Aprovecha un fallo de seguridad o una vulnerabilidad en los protocolos de comunicaciones para entrar en tus equipos.
  • Spyware: Recoge nombres, cuentas de acceso, claves y, en general, cualquier dato de tu organización.
  • BOT: Es un programa que, una vez dentro de tu equipo, es capaz de controlarlo de manera remota.
  • Ransomware: Bloquea el PC, te quita el control, cifra tus archivos y te pide rescate económico para liberarlos.