Desde su fundación en 2003, Emsisoft ha sido totalmente virtual. Nuestros más de 30 empleados están ubicados en todo el mundo, pero trabajan juntos como si estuvieran en el mismo edificio.
Al igual que nuestro software, esta estructura virtual es potente y eficiente. No tenemos un cuartel general de fantasía y no hacemos cumplir un código de vestimenta. La mayoría de nuestros empleados trabajan desde casa, y todos ellos aman lo que hacen.
La virtualización reduce el impacto de nuestra empresa en el medio ambiente y nos da acceso a expertos de todo el mundo. Emsisoft tiene una presencia global, con empleados en todas las zonas horarias. Malware no duerme, y nosotros tampoco.